Wednesday, 29 March 2017
A+ R A-

ESENCIALES DE LA CREENCIA

Image

ESENCIALES DE LA CREENCIA

Alabado sea Alah (Dios), que Alah eleve el rango del Profeta (1) Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, su Al y Acompañantes y que proteja a su nación de lo que él teme por ella.

El Islam es la religión de todos los Profetas de Alah, empezando con Adam y terminando con Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam. En árabe Islam significa sumisión. Creer en el corazón y declarar con la lengua: "Nadie es Dios excepto Alah y Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, es el Mensajero de Alah" es como uno se hace musulmán. Decir las Dos Testificaciones (Ċhahadatan) es requerido de la persona que todavía no es musulmán. Un musulmán es un creedor y seguidor del Islam.

La primera testificación (ċhahadah), es decir, "Nadie es Dios excepto Alah " significa que nada merece ser adorado excepto Alah(2). La segunda testificación, es decir, "Muhammad es el Mensajero de Alah " incluye creer que Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, fue el último de los profetas, que fue veraz en todo lo que dijo y transmitió de Alah (como lo fueron todos los profetas que vinieron antes que él), y que el Creador nos envió profetas y mensajeros para guiarnos para adorarlo (3) correctamente. El musulmán tiene que creer en todos los profetas y mensajeros.

Las dos testificaciones son esenciales de la creencia en el Islam; son la fundación de la fe. La analogía de construír un edificio ayuda a explicar la importancia de esta creencia básica. No habría un edificio sin una fundación concreta. Igualmente, no habría beneficio y resultados fructíferos en la próxima vida sin primero tener una creencia correcta.

Esta analogía demuestra la necesidad de empezar desde el principio y construír hacía arriba; antes de que uno pueda permanecer firme en la religión, uno tiene que tener la creencia correcta. Los musulmanes firmemente creen que solo existe un Creador, Alah es Su nombre, y Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, es Su profeta y mensajero. La sabiduría y la creencia en esto son la fundación de la fe, y todos los musulmanes están unidos por esta creencia básica. El musulmán usa la mente como guía, porque la mente y la fe van de la mano. La sabiduría es esencial, ya que aprender le da a uno fortaleza y propósito.

El intelecto sano y los dichos explícitos revelados al profeta Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, afirman la existencia de Alah y Sus otros atributos. Uno tiene que entender que Alah no es Sus atributos tampoco algo más que estos. Por ejemplo, uno puede decir: " Alah tiene el atributo de Poder". Sin embargo, uno no debe decir: " Alah es poder." Alah no tiene debilidades ni faltas. Alah es perfecto. Sus atributos son sin defectos y no cambian. Dios no es semejante a nada de Sus creaciones. Si Alah fuera semejante a alguna de Sus creaciones, entonces El sería susceptible a las mismas cosas a las que las creaciones son susceptibles. Si Alah fuera susceptible al cambio, como las creaciones lo son, entonces Él sería débil y creado—como ellas lo son y esto es imposible. Alah es sin figura, sin forma, y sin limitaciones. Alah no es semejante a nada de lo que vemos en el universo o a nada que pueda ser imaginado, ya que la imaginación es parte de la creación.

Alah existe. Sin comparar a Alah con la creación uno puede usar el sentido común para demostrar la existencia del Creador. Cuando uno ve un edificio, uno sabe que hay un constructor; cuando uno ve una pintura, uno sabe que hay un pintor; cuando uno ve la creación uno sabe que hay un Creador. Alah es el Creador de todo lo que hay en el universo. Él creó todos los lugares, incluyendo los cielos, la tierra, y lo que hay entre ellos. Alah existe sin un lugar. Él existía antes de crear cualquiera de los lugares. Alah existió eternamente y los lugares no. Alah existe ahora como Él ha sido, es decir, sin residir en un lugar, ya sean los cielos, la tierra, el paraíso, el infierno, o cualquier otro lugar en las seis direcciones(4). Alah no cambia. El cambio es señal de necesidad y necesidad no es un atributo propio de Dios. Si alguna cosa cambia para mejorar entonces no era perfecta; y si cambia para empeorar entonces ya no es perfecta. Es una verdad que Alah es Perfecto. Por lo tanto, Alah no cambia. Él no esta en el cielo. Él no esta en las personas, Él no esta en todas partes. Él no ocupa un espacio ahora, Él nunca lo ocupó, y Él nunca lo ocupará. Alah existe sin un lugar.

Alah es Uno; Él es indivisible, es decir, Él no es un cuerpo. Alah no tiene un socio, ni colega, ni esposa, ni descendientes. Esto es entendido por la mente sana, porque si hubiera dos socios y la voluntad de uno de ellos fuese que una cosa sucediera y la voluntad del otro socio fuese que lo contrario sucediera, entonces el que dispuso lo que no ocurrió es débil (5). Debilidad no es un atributo propio de Dios; por lo tanto, solo un Dios existe. Por la misma razón, el diablo no tiene control sobre Dios, y lo malo ocurre porque es la voluntad de Alah que ocurra. Detrás de todo hay sabiduría—aunque uno no tenga conocimiento de esa sabiduría—Alah lo sabe todo.

La Existencia de Alah no tiene un principio. Todo lo que tiene un principio es una creación. Alah creó cada creación, cada movimiento, cada quietud, cada pensamiento, y cada intención. Tener un principio es una señal de necesidad y Alah no tiene necesidad. La Existencia de Alah no tiene un fin. Tener un fin es debilidad y el Creador no es débil.

Alah no necesita a ninguna de Sus creaciones. Necesitar algo significa ser incapaz de desempeñar una funcion sin ese algo, y esto es debilidad. El creador no es débil—es imposible que necesidad esté entre Sus atributos. Alah tiene el atributo de Poder con el cual Él afecta las creaciones. Él las hace existir y Él las aniquila.

Alah tiene el atributo de Voluntad. Lo que es la Voluntad de Alah que sea, será, y lo que no es la Voluntad de Alah que sea, no será. Ambos, lo bueno y lo malo ocurren de acuerdo a la Voluntad de Dios.

Alah tiene el atributo de Sabiduría. Alah sabe todo: lo que ha pasado, lo que esta pasando y lo que va a pasar.

Alah oye todas las cosas oíbles y ve todas las cosas visibles sin órganos y sin limitaciones. Para oír, el hombre necesita aire que transfiera el sonido; y necesita luz para ver. Alah no necesita nada de la creación. Alah , con Su eterno Kalam, cual es sin instrumentos, letras, idiomas, o sonidos ordena las obligaciones, prohibe las prohibiciones, promete la recompensa del paraíso y amenaza con el castigo del fuego del infierno.

Alah tiene el atributo de Vida porque el que esta muerto no puede ser atribuido con Sabiduría, voluntad, y poder, y consecuentemente, no puede crear. La Vida de Alah no es como la nuestra. Nosotros necesitamos, carne, huesos, sangre, y un espiritú. Alah creó todo esto; Su Vida no necesita nada de esto.

Alah creó toda la creación, y esto incluye la religión de Islam, cual es la única religión válida y verdadera. Islam empezó entre los humanos con el primer hombre, Adam, quien tambien fue el primer profeta y mensajero. Islam continuó através de muchos profetas, algunos de los cuales fueron tambien mensajeros. Todos los profetas y mensajeros enseñaron que "Nadie es Dios excepto Alah " además, enseñaron que creyeran y que siguieran al profeta y al mensajero de su tiempo. Todos los profetas enseñaron que solo un Dios existe. También enseñaron los anteriormente mencionados atributos de Alah, y los atributos de los profetas. Ellos llamaron la gente al Islam, enseñaron como adorar a Alah correctamente, y transmitieron lo que Alah ordenó y lo que Alah prohibió. Los profetas tuvieron milagros para respaldar su declaración de ser profetas y para comprobarle a la gente que lo que estaban enseñando era la verdad.

Algunas de las reglas cambiaron de un mensajero a otro pero la creencia permaneció la misma. Los mensajeros vinieron con Leyes nuevas. Por ejemplo: en el tiempo de Adam, los musulmanes rezaban una vez al día. Les fué ordenado rezar dos veces al día en el tiempo del Profeta Jesús (^Isa). Ahora, de acuerdo con las leyes del ultimo mensajero el Profeta Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, los musulmanes rezan cinco veces al día. En Leyes anteriores los musulmanes fueron ordenados a rezar en lugares específicos. Ahora, de acuerdo con las reglas reveladas al Profeta Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, no es requerido de los musulmanes rezar en lugares específicos.

Alah bendijo a la gente con los profetas y mensajeros para que guiaran a la obediencia y para que advirtieran contra la desobediencia. Los musulmanes tienen que creer en todos los profetas y mensajeros, porque Alah los bendijo a todos ellos con la revelación la cual ellos transmitieron a su gente. Sin embargo, ahora los musulmanes tienen que seguir las reglas del último Profeta y Mensajero, el Profeta Muhammad, salalalu ^alayhi wa salam.

Alah ordenó a los Mensajeros a transmitir las Leyes, y ellos lo hicieron. Ellos enseñaron con palabras y ejemplos. Consecuentemente, los profetas fueron atribuídos con veracidad, honradez e inteligencia. Por eso, mentir, deshonestidad, vileza, estúpidez, y torpeza fueron imposibles de estar entre sus atributos. También fueron atribuidos con impecabilidad. Ellos nunca cometen blasfemia (6), pecados enormes (como beber alcohol y matar injustamente), o pecados abyectos (como robar una uva).

El Profeta Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, enseñó a sus Acompañantes, y aquellos Acompañantes enseñaron a sus seguidores y así suscesivamente hasta que la sabiduría de Islam alcanzó a los musulmanes del presente. Las creencias y enseñanzas fueron pasadas de un musulmán fidedigno (7) a otro musulmán fidedigno con una cadena de relatadores fiables hasta regresar al Profeta.

En Islam, es un pecado enorme juzgar sin sabiduría. Si un musulmán no sabe la respuesta a una pregunta islámica, no debe dar su opinión o lo que él piense que podría ser la respuesta. En lugar de esto, él tiene que buscar la respuesta de alguien más sabio en la religión que obtuvo la sabiduría de la manera antes mencionada.

Alah creó a Adam, el primer hombre, de la mezcla de tierras de colores y texturas diferentes. Toda la gente desciende de Adam. Esto justifica las varias razas y los varios temperamentos de la gente. Los Musulmanes alrededor del mundo de todas edades, razas, colores, nacionalidades, estados sociales, estados económicos, e idiomas estan unidos por la creencia en que solo un Dios existe, Su nombre es Alah, y Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, es Su último Profeta y Mensajero, y por practicar las mismas reglas de la religión.

El Islam es un sistema de creencia también es una forma de vida. Solo el Creador sabe los límites, las debilidades, y la vulnerabilidad de toda Su creación, y Él les ha dado reglas que son justas. Alah sabe lo que es bueno para Su creación y también lo que es dañino; Él sabe lo que es beneficioso y lo que es perjudicial.

Las siguiente cinco cuestiones constituyen la fundación del Islam: (1) declarar y creer que nadie es Dios excepto Alah y Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, es el Mensajero de Alah; (2)El Rezo; (3)La Zakah; (4)El Ayuno; (5)El Peregrinaje. La creencia en la verdad del Islam es la misma a pesar del color de nuestra piel, género, riqueza, familia y amigos.

Rezar cinco veces al día, es requerido de todos los musulmanes responsables (8). La Zakah es pagar una porción del dinero (9) que uno posee a tipos específicos de gente, con ciertas condiciones. Esto provee para el musulmán pobre y para aquellos en la comunidad musulmana quienes sus necesidades básicas no son satisfechas. El ayuno durante el mes de Ramadan es una obligación de todos los musulmanes que han alcanzado la pubertad y que físicamente tienen la habilidad para ayunar. Esto ayuda al musulmán a sentir lo que el pobre siente, y de esta forma uno se acuerda de preocuparse por aquellos menos afortunados que uno mismo. El ayuno también disciplina a los musulmanes y los une—uniéndolos por una experiencia común y compartida. El Haŷŷ es definido por el Islam, como un viaje al Ka^abah para ejecutar en un período específico del año, ciertas acciones en Makkah y sus proximidades. Es requerido por lo menos una vez en la vida de cada musulmán responsable que pueda. Durante Haŷŷ, los peregrinos dejan sus posesiones mundanas y hacen las mismas obligaciones religiosas en la misma forma que aquellos peregrinos con ellos y aquellos peregrinos que ejecutaron el Haŷŷ antes que ellos.

El Islam también requiere que el musulmán sea humilde y que respete y se preocupe por su hermano(a) musulmán(a). Islámicamente, no es un comportamiento aceptable hablar acerca de otros musulmanes o causar problemas entre ellos.

Aprender la sabiduría obligatoria de la religión pone al musulmán en el camino del mejoramiento propio y excelencia. Con sabiduría el musulmán puede diferenciar entre lo que es permitido y lo que no lo es, y la que es una adoración válida y aceptable y la que no lo es. Lo que diferencía a un musulmán de otro es la cantidad de sabiduría Islámica que uno obtiene y aplica en su propia vida. "Esenciales de la Creencia" da una idea general de la religión Islámica. Creer y decir "Nadie es Dios excepto Alah y Muhammad es el Mensajero de Alah" es la cosa más importante que alguien puede hacer, y es la condición para la acceptación de los buenos hechos. El que se hace musulmán y permanece musulmán tendrá el gozo en la próxima vida y el que rechaza el Islam sufrirá la tortura del fuego del infierno sin cesar en la próxima vida. Es seguro que la muerte nos llegará a todos. El que esta preparado para el día del juicio es el que sabe, accepta, y aplica los esenciales de la creencia, e implementa las enseñanzas del Profeta Muhammad, salalahu ^alayhi wa salam, todo en sinceridad a Alah, el Sublime.

La verdad del Islam tiene que ser aceptada y la sabiduría obligatoria del Islam tiene que ser adquirida y tomada de una fuente Islámica de confianza—sin importar si el maestro es joven, anciano, hombre, mujer, rico, pobre, negro o blanco, árabe, americano, africano, indio, chino, hispano, o de cualquier otro orígen.

Alabado sea Alah, y

Alah sabe mejor.


  1. Un Profeta es un hombre que recibe revelación de Alah y la transmite a la gente. Un mensajero es un profeta que viene con algunas leyes nuevas. El profeta que no es mensajero sigue las leyes del mensajero que vino antes que él. Cada mensajero es un profeta, pero no cada profeta es un mensajero.
  2. " Alah " es el nombre del Creador en árabe el cual significa "El que tiene Poder para crear las entidades."
  3. Las palabras "Él","Su", "lo" usadas en referencia a Alah tienen que no ser interpretadas para referirse al género. Alah creó lo masculino y lo femenino. Por lo tanto, "Él" no es semejante a "Sus" creaciones, y las creaciones no son semejantes a "Él".
  4. Las seis direcciones son: arriba, abajo, derecha, izquierda, adelante y atrás.
  5. El sentido común se da cuenta de que cosas contrarias no ocurren al mismo tiempo y en el mismo lugar.
  6. Blasfemia incluye cualquier creencia, acción, o dicho que degrade a Alah, Sus Libros; Sus Mensajeros; Sus Ángeles; Sus Ritos, las muy conocidas practicas de Su religión; Sus Reglas; Su Promesa; o Su Amenaza.
  7. Fidedigno en el Islam significa que el musulmán que no comete enormes pecados, no comete pequeños pecados en un forma que van a ser mas que sus buenos actos, y no se comporta en violación al comportamiento de aquellos que tienen su misma posición.
  8. Responsable en este contexto significa sano y púber.
  9. Dinero en este contexto incluye propiedad, posesiones, y riqueza.

 

SISTEMA DE TRANSCRIPCIÓN

Image

Image

Share this post

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Site Disclaimers

Donate to AICP

Support AICP of North America. Please consider supporting our efforts. AICP is charged a minimal fee for your donation. Fee Structure for donations are: $0 to $100K is 2.2% plus $0.30 per transaction.

Amount:


Search

Listen to the Qur'an

Please update your Flash Player to view content.


Amazon donates 0.5% of the price of your eligible AmazonSmile purchases to AICP

Como hacerse Musulmán

Uno se hace Musulmán creyendo en las Dos Testificaciones de Fe (referido en Arabe como Ash-shahadatan) y diciéndolo con la intención de renunciar blasfemia.

Yo testifico que nada merece ser adorado excepto Alah y testifico que Muhammad es el mensajero de Alah.
Escuche

Related Articles